Ingresar
Limusina Honda New Civic
  • 3
    Me gusta
  • 6
    Comentarios
31/03/2016 - 12:10
Limusina Honda New Civic

 

Esta es la historia de una pareja con casi 22 años de casados y sus sueños.

 

“Mi nombre es Yolanda  y soy docente, mi marido se llama Alejandro Maldez y es cerrajero. Alejandro siempre soñó con tener una limusina pero las cosas fueron muy difíciles para nosotros. La luchamos mucho, logramos juntar para un auto, chocado, por lo que nos salió más económico, nuestro HONDA NEW CIVIC. Lo pusimos para realizar eventos, pero solo realizamos 2 en 2 años y uno fue gratis de regalo a nuestro primo q se casaba

 


Mientras, fuimos juntando dinero, mi marido, siempre en busca de oportunidades, encontró una limusina que vendían en Neuquén a un precio accesible para nosotros y me convenció. Emprendimos el viaje en busca de su limusina. Y así una Ford Fairlane comenzó a formar parte de la historia A+.Con ella comenzamos a realizar varios eventos, y nos encantó.

 

  

 

Mi marido, Alejandro, no tranquilo, siguió buscando en busca de algo que realice sus sueños. En su búsqueda encontró otra Ford Fairlaine gris plata. Ese día me dice súper entusiasmado: “¡Mirá!”. Yo lo mire sabiendo q lo apoyaría. Le dije: “Esta desarmada y es en Mendoza”. Pero otra vez juntando peso sobre peso y un poco prestado, emprendimos el viaje en busca de una limusina que armaría a su gusto.

Mi marido trabajo mucho y así quedó: 

 

  

 

No conforme con tener 2 limusinas Ford Fairlaine un día me dice: “¿y si al Honda lo hacemos limusina?” No se imaginan como me reí, lo menos q le dije fue loco. En conclusión, como siempre lo apoye y aquí empieza la transformación de la limusina más hermosa.

 Buscó quién se la alargará y nos fuimos para Córdoba.

Allí dejamos nuestro auto a la espera de fotos y mensajes, que tardaron mucho. Aquí va la primer foto de nuestro auto cortado.

 

 

La espera nos mataba, pasaron muchos meses hasta que nos mandó el mensaje de que estaba lista y esta foto:

 

 

Solo pudimos pagar ahí el trabajo de alargarla. No nos daba para que la terminen así que la fuimos a buscar a Córdoba con nuestros bebes a cuesta.

 

Una vez aquí, mi marido le puso manos a la obra, y juntos diseñamos cada detalle, él realizó todo el interior con sus manos, ya q no podíamos pagarlo. Trabajó muchos días, semanas, meses, sin dormir y hasta sin comer. Yo lo ayudaba.

  

 

  

 

Hasta que un día quedó lista la nueva A+Y y así salió a la calle 

 

    

  

 

  

 

 

Así es nuestra gran historia, acompañada de una gran historia de amor... A+Y.  Esperamos que les guste.”

 

 

Yolanda y Alejandro 

NOTICIAS RELACIONADAS
COMUNIDAD COMENTARIOS
Enviar respuesta
Cancelar
6 Comentarios
NOTICIAS RELACIONADAS
¡Seguinos!